Por suerte, en la actualidad toda la seguridad en torno a las diferentes instalaciones de gas y electricidad ha crecido mucho. Por ejemplo, existe el certificado de instalación eléctrica y el certificado de instalación del gas que determinan que las instalaciones son correctas y pueden haber suministro.

Sin embargo, el hecho de poseer estos certificados no quiere decir que no se puedan dar problemas de seguridad como fugas de gas o incendios, con las consecuencias que pueden derivar de ellos.

Seguridad en las instalaciones eléctricas y de gas natural

Como hemos dicho, las instalaciones eléctricas y de gas deben poseer un certificado que demuestre que han pasado una revisión y en ellas puede haber suministro sin riesgo. Sin embargo, estos certificados no evitan la aparición de todo tipo de riesgos o el hecho de que se produzca un mal uso.

Por ello, contar con sistemas de seguridad como alarmas,circuitos de televisión o Centrales Receptoras puede permitir evitar problemas mayores e incluso, aunque se produzcan hechos como incendios o fugas de gas, que éstos no provoquen graves daños en bienes o personas.

En relación a la seguridad en torno a este tipo de instalaciones destacaremos la instalación de detectores de gas y humo.

Instalación del detector de gas y los sensores de humo

Los detectores de gas y los sensores de humo constituyen una de las medidas de seguridad básicas para cualquier tipo de inmueble.Sirven para protegernos de alguna fuga de gas y para prevenir o detectar posibles incendios, evitando, de esta manera que se puedan producir pérdidas humanas o materiales.

Si bien es cierto que algunos de estos detectores son obligatorios en torno a la seguridad de una empresa, a nivel de vivienda no lo son, pero se convierten en algo básico si queremos tener una seguridad integral en la vivienda.

Tipos de detectores de gas y humo

Existen muchos tipos diferentes de detectores de gas y humo. La elección del tipo en cuestión variará en función de las características del espacio que se vaya a proteger y de las necesidades del usuario.
Veamos los tipos más importantes.

Detectores fotoeléctricos

También se les denomina detectores ópticos. Existen dos tipos diferentes:

● Detectores fotoeléctricos puntuales: Este tipo se activa si el humo o el gas alcanzan al detector.
● Sensores fotoeléctricos por infrarrojos: Este tipo detecta el humo cuando éste entra en contacto con el aire.

Detectores iónicos

En este tipo se ioniza el aire mediante dos placas conectadas entre sí por una corriente eléctrica. Si en el aire hay alguna partícula extraña, las placas se separan y se interrumpe la corriente, disparándose la alarma. Su precio es más económico que el de los detectores fotoeléctricos.

Otros tipos de sensores relacionados con las seguridad en las instalaciones eléctricas y de gas

Existen otros tipos de sensores que son menos frecuentes que los anteriores:

● Sensores de temperatura fija

● Detectores de temperatura por gradiente

● Sensores de llama

● Detectores y sensores combinados