El verano es el momento en que la gente coge vacaciones para pasar una larga temporada en su segunda vivienda, generalmente en zonas de costa. Una vez que terminan las vacaciones, este tipo de vivienda queda vacía y tenemos que instalar protección para segundas viviendas. 

Debido a la gran cantidad de tiempo que se quedan vacías, este tipo de viviendas suelen quedarse desprotegidas. No sólo es importante contratar un sistema de alarma, también podemos hacer otras cosas para proteger nuestra segunda vivienda.

 

Contar con alguien de confianza en la zona

En estas casas la gente suele “vivir” durante mucho tiempo y durante largas temporadas. Esto hace que se creen ciertos lazos con gente de la zona.

Un vecino, un amigo que viva en la zona puede hacerte el favor de recogerte el correo, cambiar el estado de las persianas, encender y apagar luces… Es decir, podrán hacer que la casa parezca habitada, evitando las intrusiones no deseadas.

 

Dejarle a alguien una copia de la llave

Generalmente, cuando estas viviendas van a estar vacías mucho tiempo, la gente suele dejar las llaves de agua, electricidad o gas cerradas. Sin embargo, se pueden producir ciertos incidentes en la vivienda o en las colindantes, por lo que es bueno que alguien de la zona tenga una llave, para poder terminar con los incidentes antes de que se conviertan en problemas graves.

 

Cambiar la cerradura de vez en cuando

 

Más del 80% de las cerraduras de toda España se pueden forzar de manera sencilla y las segundas viviendas no son ajenas a este problema.

No hablamos de que cambies la cerradura por si alguien hace una copia de la llave, te hablamos de instalar una cerradura con sistemas de seguridad como el sistema antibumping.

 

Electricidad, gas natural y seguros de mantenimiento

 

En la actualidad, la mayoría de compañías de energía poseen tarifas especiales para segundas viviendas. Dentro de estas tarifas se incluyen precios bajos en la parte fija, para cuando la vivienda esté cerrada, pero también suelen incluir servicios de mantenimiento y seguros que nos permiten mantener nuestras instalaciones seguras.

 

Contar con sistemas de seguridad

Está claro que la mayor seguridad proviene de la instalación de un buen sistema de alarma. En la actualidad, con poseer una conexión a Internet en tu móvil puedes controlar lo que ocurre en tu vivienda, así como recibir avisos al instante cuando ocurre algo. Además, si estas alarmas están conectadas a una Central Receptora, si se produce un incidente, la Central avisará a las fuerzas de seguridad. Esperamos que con estos consejos tengas clara la protección para segundas viviendas.